lunes, 8 de febrero de 2016

【Reseña】Numbers de Rachel Ward

Ficha técnica
Título: Numbers
Autora: Rachel Ward

Editorial: Grupo Planeta

Serie: Numbers #1

Páginas: 359

Sinopsis
Desde pequeña, cuando Jem mira a alguien a los ojos, puede ver unos números: la fecha en que esa persona morirá. Para muchos esto sería un regalo, pero ella lo considera una carga. Este don la convierte en una joven especial y solitaria, hasta que conoce a Spider y su vida cambia por completo. Paseando un día por Londres con su amigo, Jem presiente que algo malo va a suceder. Esto desencadenará la huida de los dos jóvenes, no sólo de la justicia, sino también de sí mismos y de su propio destino. Ambos se convertirán en fugitivos y dejarán atrás la inocencia, al mismo tiempo que descubrirán que lo verdaderamente importante no es el final del viaje.

                                         
Admito que leer este libro fue una locura de inicio a fin. La sinopsis es bastante interesante, una adolescente de 15 años que puede ver el día en que las personas morirán con solo mirarlas a los ojos, no tiene una vida sencilla, pero de pronto se ve en problemas y solo debe huir sin mirar atrás.

 Jem por un lado tiene malos recuerdos de su infancia, perdió a su madre frente a sus ojos -literalmente-, puede ver cuando morirá la gente y eso la atormenta, la tiene aislada. No puede hacer amigos, siente que es mejor no importarle a nadie, ni involucrarse demasiado en algo ya que sería peligroso. Puede decir con facilidad algo cuando está enojada, intenta mostrar fortaleza aunque muy en el fondo no sienta eso. Aunque a veces solía enojarme todas las locas ideas que le pasaban por la cabeza -las ganas que tenía de tirarle una granada-

Por otro lado, Spider es un joven que no duda en vivir cada minuto de su vida, casi no puede estar quieto. Muy alto -casi 2 metros- que vive con su abuela, una persona con un aspecto en común a la protagonista. Suele ser algo problemático, no duda en hacer lo que sea con tal de tener éxito en sus metas, toma algunas decisiones equivocadas, pero le resta importancia.

Jem y Spider, ambos jóvenes que tenían más en común de lo que imaginaban se ven envueltos en un confuso accidente en un sitio público de Londres, viéndose indicados como sospechosos y luego debido a su intempestiva huida se convierten en los más buscados. Lo primero que piensan: deben huir o irán a la cárcel. Obviamente no es la mejor decisión y no traerá las mejores consecuencias, huyen dejándolo todo atrás, llevando lo poco que tenían a su alcance, lo único que saben es que no pueden volver, tiene graves motivos para ni siquiera pensarlo.

Jem y Spider no podían seguir huyendo fácilmente, las dificultades se le empezaron a presentar de a uno y una detrás de otra. Las cosas se complicaban, ambos sentían miedo, no sabían lo que les podía suceder y con eso no podían ni dormir. Pero, debido a su personalidad tendrán problemas frecuentemente, ambos tienen personalidad explosivas. No pueden confiar en nadie, solo el uno en el otro. La trama pintaba bien, aunque por momento se podía sentir que se podría haber manejado mejor algunas situaciones o darle un giro distinto a la historia. La adrenalina es algo que característico de ambos personajes, no pueden detenerse mucho tiempo en algún sitio. Avanzan con una sola idea: deben llegar  un importante lugar y así podrán librarse de todo aquello que los sigue muy de cerca, pero ¿podrán?


Todo el panorama de la historia cambia muy rápido, las cosas han cambiado para ambos. Las cosas deberán hacerse de otro modo. A partir de este momento es donde en ciertos momentos la historia se torna reflexiva. Siguen apareciendo sorpresas para la protagonista y estas no pararán hasta el día al que tanto temía, uno que no quería que llegara.

“Los relojes de todo el mundo estaban marcando cada minuto, cada segundo y cada hora. Sin detenerse. Miles, tal vez millones de relojes. Si hubiera tenido un ladrillo a mano lo habría lanzado contra la esfera redonda y blanca, enviando trozos de cristal a la noche. Por mi, destruiría todos los relojes del mundo. Pero ¿Cambiaría eso algo? ¿No dicen que es mejor no matar al mensajero?"
El final, sin duda no me lo pude imaginar ni pasó por mi cabeza el desencadenamiento de todo, es que todo sucede tan rápido que casi parece irreal, como si fuera algo esperado y a la vez algo sorprendente. Quedé literalmente WTF?... como si me hubiera perdido algo de la historia o una parte había sido obviada por la escritora o que había leído mal -leí 10 veces hasta creermerlo-

Lo que vino después me sorprendió aun más, no podía comprender como pudo suceder algo así. Intenté buscarle explicación adecuada, mi mente era un caos total. Este libro ha desatado todo tipo de emociones en mí, muchas cosas no comprendía, algunas para mí no tenían sentido. Sentía que la protagonista pudo dar más, que la historia podría haber dado más. 

Ya me leí la sinopsis del segundo libro, son tres de hecho. Sería un gran spoiler mencionar de que va el siguiente libro. No estoy segura de leerlo, lo dudo. El final me sorepdndió totalmente, nunca había leído un libro en el que todo sucediera tan rápido y las cosas pudieran llegar a tal extremo, luego de pnsar mucho en cada parte de la historia llegúe a la conclusión de que es atrapante con mucha adrenalina en cada personaje y no defrauda,aunque todo esto de las fechas y eso seguirán rondando por mi mente y ese final tan.... -no hay palabras para describirlo-.

Continua con...



Sobre la autora...
Rachel Ward creció en Bookman Surrey (Reino Unido). Después del colegio estudió Geografía en la Universidad de Durham y combinó el trabajo con formar una familia. Vive en Bath con su marido y sus dos hijos. Numbers es su novela debut, y ha recibido el reconocimiento crítico y público.

PD: Si leyeron el libro y vieron Destino Final, ¿le encontraron parecido a los protagonistas? (solo por la habilidad de ambos) -no me tiren granadas :c-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Hola^^
¿Quieres dejar tu granito de arena? Adelante! Harías feliz a un pandicornio y a mí también :3